La “Merma desconocida” en España

Por Securitas Direct

España es uno de los países del entorno europeo donde más importantes son las pérdidas que sufren los establecimientos de dristribución alimentaria, deriva de merma no asociada a la caducidad del producto, la denominada “Merma desconocida”

La incidencia de este daño varía en intensidad, teniendo más fuerza en establecimientos de gran superficie, donde el control del tráfico de clientes y empleados se hace más complejo y las situaciones facilitadoras del hurto aumentan. Los hipermercados tienden a sufrir un porcentaje de merma desconocida (también llamada “incontrolada”) de un orden del 1% sobre la facturación (datos 2012), mientras en supermercados medianos se mueven en el entorno del 0,5% (ver gráfico)

fotoCuerpo17

Los motivos de este alto porcentaje, anteriores a la crisis económica, se prestan a debate: se han apuntado desde razones culturales y de idiosincrasia, a la falta de un régimen sancionador que dé respuesta a los pequeños delitos de hurto que suponen estas conductas.

En el caso de pequeños comercios, la merma desconocida tiene una incidencia más reducida, pero se trata de un riesgo naturalmente existente, y al que hay que prestar atención a la hora de diseñar el layout de la tienda.
Determinadas técnicas de presentación de productos, siendo productivas desde un punto de vista de marketing al incitar en mayor medida a la venta impulsiva, pueden también sin embargo incrementar el ratio de merma no controlada.

Así, desde la Dirección General de Policía se aconseja “encontrar un equilibrio entre las estrategias de merchandising y las de seguridad”, manteniendo los objetos de mayor valor fuera del alcance el del público, hasta donde sea posible, y en todo caso bajo supervisión visual.